0
Lecturas
8

La Maldición de Garabato: ¿El culpable de la sequía del América de Cali en la Copa Libertadores?

En un mes donde sólo se habla de películas de terror, brujas y disfraces, Pasión Libertadores no quiso ser la excepción y hoy quiere darles a conocer La Maldición de Garabato. Un hechizo o conjuro raro que le dio muchos tragos amargos al América de Cali.

Por 1948, tras haber trasegado como club amateur desde 1918, la junta directiva del equipo decide volver al elenco rojo de Cali una institución profesional; sin embargo el odontólogo, Benjamín Urrea, miembro de ese panel, y a quien apodaban Garabato, se opuso a la decisión.

Benjamín Urrea "Garabato": Nació en 1914, hizo parte de la fundación del América. En sus épocas como jugador era arquero. Era Odontólogo de profesión y excelente bailarín de tango.


Urrea perdió su intento: se dictaminó en la reunión que el equipo sería inscrito ante la División Mayor del Fútbol Colombiano, a lo cual Garabato reaccionó con mucho enojo, se paró de la mesa y lanzó las siguientes palabras: “Que lo vuelvan profesional, que hagan del América lo que quieran, pero juro por mi dios que nunca serán campeones..."

Desde ese momento en Cali, se le conoció como La Maldición de Garabato:  el equipo estuvo 31 años sin ganar un título hasta 1979 cuando Urrea y los miembros de la junta directiva hicieron una misa en la grama del Pascual Guerrero en la que se firmó un documento en el que, oficialmente se le ponía fin a la tortura. Ese mismo año, América ganaría por primera vez el título del fútbol profesional colombiano.

Camilo Herrera (Hincha e historiador del América): "Creo que América en ese tiempo no lograba títulos debido a que era un equipo sin recursos económicos y mala nómina. Cuando esto se mejoró, llegaron los títulos. En la Libertadores hubo mala suerte"



Sin embargo, para la mayoría, la maldición sigue con vida, debido a que la obsesión deportiva del América fue siempre el título de la Copa Libertadores, el cual se le ha negado en 19 participaciones que ha participado en ese certamen y exactamente en las 4 finales que disputó, tres de ellas consecutivas (1985, ’86 y ’87).

Algunas de esas finales las perdió de manera increíble como en 1985 cuando su goleador histórico, Anthony de Ávila, erró un penal clave y les negó el preciado trofeo.

Gabriel Ochoa Uribe (DT del América de 1979 a 1992): "La única final que perdimos bien, fue la de 1986. En las otras dos (1985 y 1987) tuvimos mala suerte, cosas del fútbol. No hubo ninguna maldición"


En 1987 cuando un gol de Diego Aguirre de Peñarol en el último suspiro de la final, los privó de festejar y por último en 1996 cuando Oscar Córdoba comete un error infantil ante River Plate en el Monumental dándole al elenco argentino su segunda Libertadores.


El vídeo que muestra el dramatismo vivido en Santiago de Chile

Eso sin contar las increíbles eliminaciones en definición por penales y con goles del rival en minutos finales.


La amargura de Oscar Córdoba. Un error insólito privó al América de ganar la Copa

Un 5 de enero de 2008 falleció Garabato en un geriátrico de Cali. Ese año América profundizó una de sus peores crisis económicas, en la que hoy todavía está sumido y lo tienen en la Segunda Categoría. Sin embargo, pese a las adversidades, logró consagrarse campeón ganando un cupo a la Copa Libertadores de 2009 en la que fue eliminado en la Fase de Grupos.

Así ha sido la vida del América bajo el estigma del Garabato, el tiempo dirá si fue una maldición que desapareció con los títulos o con la muerte de su autor, o será un una cruz que deberá cargar el onceno escarlata toda su vida: ¿Fue esa maldición la culpable de cuatro subtítulos de Libertadores?.

0

¿Te gustó la nota?

0
Compartir Compartir Compartir Compartir
8 comentarios
8 comentarios

8 comentarios

Ingresar el código:

Enviar

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Libertadores.

¿SABÍAS QUE HAY MÁS NOTAS DEBAJO?

Post destacados de hoy