02/10/2012
0
lecturas |

Emelec no pudo conservar la ventaja y la "U" de Chile no lo desaprovechó

Por Pasión LibertadoresRedacción Pasión Libertadores


  • Foto 1/2 -- Los dos equipos mostraron un fútbol aguerrido y de mucha entrega. En Guayaquil habrá que alquilar balcón (AP)

  • Foto 2/2 -- Marlon de Jesús marcó el golazo de la noche. El ecuatoriano fue la figura del encuentro (AP)

El negocio no deja de ser bueno para Emelec, si bien sus jugadores saben que el premio pudo haber sido mayor. Porque estuvo dos veces en ventaja en un escenario difícil, pero no supo cómo administrarla. Acaso el mérito haya sido también de su rival, la Universidad de Chile, que aunque se retiró con un sabor agridulce, es consciente de que pudo haberse retirado con una derrota. Y que por eso, haber golpeado dos veces en momentos clave, significó sacar un resultado que deja abierta la serie para la revancha del 25 de este mes en Ecuador.

Si hay una virtud que Emelec manifiesta es su predisposición a hacer su juego en cualquier cancha. Y hacer su juego implica adelantar líneas, asociar juego y pasarse la pelota para llegar con claridad. Lo logró con cierto éxito en los primeros pasajes del juego, al tiempo que el campeón y debutante en la competencia intentaba también hacer lo suyo.

En eso andaban uno y otro cuando la visita mostró otro de sus valores agregados: el oportunismo de su goleador Luciano Figueroa, que cambió por la primera ocasión de peligro que tuvo en sus pies. Pero ni Emelec pudo jugar con esa ventaja ni la "U" llegó a ponerse nervioso. Nada de eso pasó porque en la jugada siguiente, Enzo Gutiérrez aprovechó una mala salida de Wilmer Zumba y, de cabeza, trajo alivio a los Azules.

Con el empate el partido ganó dinámica. Los circuitos creativos de uno buscaban sobreponerse al del otro, en un duelo por ganar la pelota en la mitad del terreno y aprovechar el buen manejo de sus jugadores. En ese ida y vuelta, los Eléctricos interceptaron un avance en la mitad de la cancha y tras una serie de toques, Marlon De Jesús ajustició a Johnny Herrera desde adentro del área.

Esa nueva ventaja no relajó a la visita, que lejos de ceder terreno y replegarse, buscó seguir dañando a partir de la posesión y el toque al ras del piso. Con la misma actitud de juego que tuvo tras el empate transitorio de los Azules, Emelec siguió entonces arrimando peligro, ante los esbozos de la "U" por llevarse a su rival por delante.

El inicio de la segunda mitad no dio tiempo a sacar ninguna conclusión ni a marcar tendencias. Es que iban apenas 40 segundos cuando Sebastián Ubilla señaló el empate del local. La nueva igualdad dejó el partido abierto para ambos. Siempre con la pretensión de buscar el arco de enfrente, chilenos y ecuatorianos alternaron situaciones de peligro hasta el final del partido.

Pudo haber sido de cualquiera, pero fue empate. A Emelec le quedó la espina de no haber podido conservar los desniveles. A la U, la desazón de no haber podido plasmar la diferencia en su campo. El 25 se vuelven a ver las caras y sólo habrá para uno de los dos en cuartos. ¿Será el vigente campeón o el buen equipo ecuatoriano?
 

 

OTRAS NOTAS

COMENTARIOS
0

Se el primero en comentar