06/09/2012
0
lecturas |
3 Comentarios

El día que no se jugó un partido porque faltó... el árbitro

Por Pasión LibertadoresRedacción Pasión Libertadores


  • Foto 1/2 -- El más perjudicado. América de México no pudo pasar ante River. (Pasión Libertadores)

  • Foto 2/2 --

En el fútbol hubo millones de partidos suspendidos. La gran mayoría por las condiciones climáticas, otras por falta de luz, pero quizás nunca como la que ocurrió aquél 30 de abril de 1998. La Copa Libertadores era la competencia que albergaba, como en otras grandes noches, a miles de hinchas en las gradas del histórico estadio Monumental de Núñez. Los protagonistas eran River y América de México y el partido correspondía a la vuelta de los octavos de final. ¿Qué fue lo que pasó? Pasá y conoce la historia que Pasión Libertadores te cuenta los detalles.

Unas 15.000 personas habían dejado una recaudación de 248.000 en las boleterías y habían teñido de rojo y blanco un estadio que estaba presto para vivir una nueva noche de Copa Libertadores. Los equipos ya estaban en el estadio. Mientras los jugadores del América se cambiaban en el vestuario, los dirigentes apreciaron que el clima estaba raro.  ¿Los hinchas de River se habían hecho sentir en la previa? Para nada. ¿El vestuario los había recibido con alguna sorpresa? Tampoco. ¿Qué era entonces lo que cuestionaban las Águilas? Algo faltaba: no estaba la terna arbitral que encabezaba por Marcio Rezende, secundado por Francisco Maurao Dacildo y José Ribar Melonio. 

Los minutos pasaban y la angustia aumentaba por parte de todos. Hasta que llegó el llamado al teléfono del árbitro y la respuesta desató la incredulidad de muchos: "A mí nadie me avisó que estaba designado para el partido. Yo estoy paseando en Belo Horizonte". ¡NO LE HABÍAN AVISADO A LA TERNA! Insólito. ¿Qué pasó? En un hecho sin precedentes, nadie de la Confederación Brasileña de Fútbol le avisó a los hombres en cuestión que el hacía una semana se los había designado para viajar a Argentina a impartir justicia en el desquite de la serie entre River y América.

 

Olagüe se la veía venir

El que empezó a descubrir que algo no estaba bien fue el argentino Oscar Olagüe, designado cuarto árbitro, quien fue a Ezeiza a darle la bienvenida a sus colegas. Al llegar al aeropuerto se encontró con la sorpresa que ni en los vuelos del miércoles por la tarde ni del jueves por la mañana traían a los brasileños. Para no quedarse con la duda, Olagüe recorrió los cinco hoteles donde suelen hospedarse los jueces, pero en ninguno de ellos estaban alojados. Ante este panorama Olagüe fue a comunicar a la Asociación del Fútbol Argentino la ausencia de sus colegas, sin poder cambiar el curso de los hechos.

A las 20.30 ya era imposibe difícil de imaginar que los brasileños llegarían. Los dirigentes millonarios quisieron convencer a sus pares del América de jugar el partido con una terna Roberto Ruscio, Oscar Olagüe y Ernesto Taibi. Pero los argentinos que actuaban en la visita (Leo Rodríguez, Sergio Zárate y Antonio Mohamed) sostuvieron que River con Ruscio, como principal, habían perdido un sólo partido, y pidieron por Javier Castrilli. Ante la negativa de los mexicanos, el por entonces Secretario General de la Conmebol, Eduardo Deluca, lo reprogramó para una semana más tarde. River le anunció al público la suspensión del encuentro y el tablero electrónico no indicaba goles sino que le avisaba a la gente que no tire sus entradas. "Lo más grave fue que River perdió como 50.000 dólares, por el operativo policial y los controladores de ingresos, más prender las luces. También los vendedores de comida rápida perdieron como 10000 hamburguesas", recordó Leandro un ex empleado de la institución campeona de América en 1998.

 

Rezende: "A mí nadie me avisó"

Un par de horas después del partido, ya suspendido, Marcio Rezende, fue muy claro: "Sí, ya sé:usted quiere saber qué hago acá en vez de estar en la cancha de River. La verdad es que estamos todos locos. A mí nadie me avisó nada de nada", se excusó el árbitro. Y siguió: "Sí, me enteré cuando me llamó una radio argentina y me dijo que yo estaba designado para dirigir River y América. Siempre me avisa la Confederación Brasileña de Fútbol, pero no me enviaron ni un fax ni nada por el estilo. Eso es lo que siempre se acostumbra".

Tras aclarar que nunca había pasado por un hecho similar aclaró que estaría para el partido de vuelta. En el desquite que se jugó el 7 de mayo River hizo pesar la localía y eliminó al América tras ganarle 1 a 0 con gol de Santiago Solari. Pero nadie se acordará del juego en sí, sino que esa serie será recordada por la vez que "se suspendió un partido porque no le avisaron al árbitro".

 

OTRAS NOTAS

COMENTARIOS
3

2 comentarios y 1 respuesta

2

16-09-2012 19:23:27

Isaac David Paraguay Olimpia

LOOOOL jajajaja esto fue sin dudas insolito jajajaja....y amigo argentino....debo admitir que los arbitros paraguayos son los peores -.-*

1

12-09-2012 16:44:40

El Amateur Argentina Independiente

Hay veces en que preferiría jugar sin árbitro... Después de ver ayer lo de Carlos Amarilla y lo de Wilmar Roldán en la eliminatoria no me quedan dudas

1