0
Lecturas
46

Sabías qué: ¿El apodo "Madre" en Chile en realidad corresponde a Colo Colo?

¿Conoces los apodos de los tres clubes grandes de Chile? ¡Se los presento! Colo Colo, conocidos vulgarmente como "Zorras" (derivado de la palabra "mujeres del ambiente" en Chile), Universidad de Chile, conocidos vulgarmente como "Madres" y Universidad Católica, conocidos vulgarmente como "Monjas" (derivado a su nombre de la iglesia Católica). Hoy nos centramos en un apodo que tiene historia, más historia que los otros dos, nos referimos al apodo "Madre".

El apodo "Madre" aunque usted no lo crea, es en realidad de Colo Colo, ¿Por qué? Aquí te lo contamos...

El 15 de Agosto de 1993, en Chile se jugó un clásico entre los dos clubes mas laureados del país trasandino, partido en el cual finalizó 1-1 en el Estadio Monumental de Colo Colo, éste encuentro quizás no se recuerda mucho por el resultado de la 'U' y Colo Colo, si no, más porque en aquél encuentro se manifestó un cántico sobre el día de las Madres, cuando la barra de Universidad de Chile, "Los de Abajo", comenzó con un canto inédito: 'Feliz, Feliz, Feliz día de las Madres, indio (...), te saluda tu papá'. Es el primer registro Histórico que se tiene del cántico fue para Colo Colo (Otros Azules dicen que fue antes, en un partido amistoso con el cuadro Albo, pero no se es claro en los datos).

En el año 1996 tras eliminación de Universidad de Chile de la Copa Libertadores a manos de River Plate, los albos dirigieron el cántico como copia hacia los azules, pero el primer cántico fue desde los azules a los albos, por motivo de años y diferencia de 3 años al primer registro. Éste no es precisamente el único cántico que le 'copiaron' ó 'plagiaron' a Universidad de Chile, ya que el famoso cántico chileno: C-H-I. También es de la U de Chile, pero el cántico al fin y al cabo fue tomado como cántico popular para todo el pueblo chileno, siendo el primero así: "C-H-I, CHI, L-E, LE, CHI, CHI, CHI, LE, LE, LE, UNIVERSIDAD DE CHILE".

 

 

Por: Carlos Manuel Pinto, Columnista, Editor.

____________________________________________

 

0

¿Te gustó la nota?

0
Compartir Compartir Compartir Compartir
46 comentarios
46 comentarios

46 comentarios

Ingresar el código:

Enviar

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Libertadores.

¿SABÍAS QUE HAY MÁS NOTAS DEBAJO?

0
Lecturas
114

Sabías qué: ¿Colo Colo debió irse a la 'B' en 1945?

¿Lo sabías? Quizás no, por no saber la historia de éste club, también, por que no te entereza el fútbol chileno o bien por que siempre te lo ocultaron, aquí te contamos la verdadera historia.

El Colo Colo de la 'B' que salvaron

En el año 1945 el fútbol chileno venía recién creciendo, ya con los que actualmente son los grandes de aquél país, siendo estos la Universidad de Chile, Universidad Católica y el Colo Colo en ese entonces en Chile bajaban a la 'B' 2 clubes, pero años antes aún no se sabía bien lo del descenso, en ese año ya establecido lo de la 'B' justo el Colo Colo quedó penúltimo y con esto, ¿Qué pasaba? ¡Claro! Tenía que irse a la 'B' y, ¿Por qué no bajó? por un decreto unánime de la federación de fútbol de Chile, lo dejó en primera, en ese año dando una rápida exigua y dudosa escusa: "Ninguno de los equipos que participaron en el primer campeonato nacional chileno de 1933, podía descender." Actualmente se defienden algunos hinchas e historiadores que en esos años no se descendía, y si fuese así, ¿Por qué la federación chilena dio esa escusa, si se sabía que no se podía descender? Sigue la disyuntiva entre algunos 'personajes' del club Albo y otras personas que acusan a Colo Colo 'Ladrón del fútbol chileno, el club más ayudado', pero bien, esto queda en opinión del lector.

 

• Tabla de posiciones en el año 1945 (Campeón en aquél año: Green Cross).

 

 1. Green Cross 30 Pts.

 2. Unión Española 27 Pts.

 3. Universidad de Chile 26 Pts.

 4. Audax Italiano 24 Pts.

 5. Santiago Wanderers 23 Pts.

 6. Magallanes 22 Pts.

 7. Santiago Morning 21 Pts.

 8. Universidad Católica 21 Pts.

 9. Everton 20 Pts.

10. Santiago National 20 Pts.

11. Colo Colo 19 Pts.

12. Badminton 11 Pts.

 

♦ Campeón.

♦ Descenso de Categoría.

 

 

Fuentes: www.rsssf.com | www.rsssf.com/tablesc/chile45.html

 | Estadísticas e historia del fútbol chileno 1945

 

Acotación: En el año 1955 se creó la 'B' en Chile pero la gran incógnita está en que si se sabía que era así, no se tenía que entregar la escusa de "los primeros participantes de 1933", pero como si se entregó queda en entre dicho que desde ahí comenzó a regir la "B"-

¿Por qué no bajó Bidminton? por que con todo el problema que causó el posible descenso del Albo, quedó todo ahí, y ya de forma 'oficial' comenzó la "B" el 1955, según la ANFP (Ojo, el 1955 comenzó la 'B' llamada en ese entonces Segunda División, pero el descenso comenzó el 1945 llamada era Amateur que hoy sería la B, es donde tenía que bajar Colo Colo y Badminton a la 'B' esos años llamada era Amateur, de bajar sería el primer grande de Chile en caer a la 'B' por eso el motivo de la imagen). El gobierno militar chileno, entre el '70 al '80 también tuvo una escapatoria el cuadro Albo, pero sin fundamentos para darlos a conocer.

 

 

• Por: Carlos Manuel Pinto, Columnista, Editor.

 
 

0

¿Te gustó la nota?

0
Compartir Compartir Compartir Compartir
114 comentarios
114 comentarios

114 comentarios

Ingresar el código:

Enviar

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Libertadores.

0
Lecturas
12

La 'U' de Chile y Colo Colo: la historia de la mayor rivalidad

Induscutiblemente el duelo entre Universidad de Chile y Colo Colo es el que mueve masas en nuestro país. Son los más populares, los más ganadores de títulos nacionales y cada vez que chocan, es noticia de nivel nacional. 

Pero esta rivalidad no empezó desde la formación de ambas instituciones. Mientras los estudiantiles tenían su lógica odiosidad con la otra casa de estudios, Universidad Católica, en los primeros años de nuestro fútbol Colo Colo tuvo sus encontrones más fuertes con Magallanes y Audax Italiano –el denominado clásico criollo- que en el nacimiento del profesionalismo eran los cuadros que le hacían la pelea. 


PRIMEROS ENCONTRONAZOS 

Pasaron 19 años para que la 'U' volviera a salir campeón tras su primer título en 1940. En 1959, los azules se encontraron en el primer puesto con los albos, lo que provocó que el 11 de noviembre se enfrentaran ante 50 mil personas en la gran final. Fue 2-1 para los estudiantiles, que se quedaron con su segundo campeonato en la cara del que ya era, a esas alturas, el equipo predilecto de la clase popular chilena. 

La rivalidad deportiva siguió en los '60, la época del Ballet Azul. Fue en esta etapa en la que salió el mayor goleador de los clásicos, Carlos Campos -16 goles- y el hombre que ha disputado la mayor cantidad de estos enfrentamientos, Misael Escuti, con 37 duelos. Sin embargo, la competencia siguió siendo netamente un tema deportivo. La UC seguía siendo el rival más odiado para los azules, y un ejemplo decidor de esto fue que Leonel Sánchez, símbolo del Ballet, pasó a la casa blanca sin mayores problemas, argumentando que "Colo Colo es Chile". 


EL RENCOR QUE TRASPASÓ LAS CANCHAS

Tras la década dorada del fútbol chileno, vino la decadencia deportiva de las universidades, lo que le quitó brillo a la disputa de los grandes por un título. En el gobierno militar la 'U' nunca pudo ser campeón, pero llamó la atención por la gran cantidad de público que arrastraba por las generaciones que crecieron añorando la época del Ballet. 

Colo Colo siempre se mantuvo peleando campeonatos, y dejaron a los azules en un segundo plano deportivo. Pero curiosamente, fueron los en ese tiempo ya conocidos como 'Leones' –apodo adquirido por los estudiantes seguidores del club- los que se quedaron con las dos finales jugadas en ese tiempo de sequía para ellos. 

Fue en 1979 cuando los azules se quedaron con la Copa Polla Gol derrotando en la final al 'Cacique' por  2-1, y el 3 de enero de 1981 por Liguilla de Copa Libertadores, con el recordado gol de Arturo Salah luego del penal atajado por el fallecido Hugo Carballo a Carlos Rivas. Esos clásicos a estadio lleno eran signos de que algo pasaba. La hinchada del 'Romántico Viajero' no tenía los títulos de su nuevo archirrival, pero los colocolinos sintieron una competencia en popularidad y una inferioridad por caerse en las definiciones. 

A mediados de los '80, el nacimiento de las barras bravas ya sacó esta odiosidad de todo límite. La hinchada de la 'U' tenía una tendencia de oposición al gobierno militar. El hecho de que Augusto Pinochet fuera socio vitalicio de Colo Colo, sumada a la leyenda de que los militares ayudaron a la recostrucción del Estadio Monumental, justificaba el rechazo de la hinchada azul al archirrival, que veía cómo un cuadro que les hacía competencia hace unos años pasaba por su época más oscura, con un descenso incluido. 

En el año 1986 fue cuando el Superclásico llevó más gente, ya que 86 mil personas fueron a ver un empate 1-1 al Nacional. Las barras bravas obviamente fueron reflejo de la popularidad de ambas escuadras, siendo por lejos las más numerosas de Chile. La Garra Blanca y Los de Abajo, dos grupos que persisten hasta el día de hoy –con muchos matices- y que por décadas han competido para demostrar su superioridad. 


FÚTBOL Y VIOLENCIA ENTRE DOS CAMISETAS


En los '90 la violencia adornó los estadios, con ambas barras como protagonistas. Universidad de Chile renació futbolísticamente, y peleó palmo a palmo varios títulos con su archirrival, sin dejar de lado su antigua competencia con una UC bastante relegada en cuanto a apoyo masivo, principalmente en los estratos más bajos. 

Ambas escuadras cayeron en la quiebra en el nuevo siglo, y las dos tuvieron que ser manejadas por Sociedades Anónimas. La cercanía de las dirigencias con las barras fue muy grande, lo que les dio poder de decisión y económico para competir por lo que sea con sus opositores, lo que desvirtuó el concepto deportivo del Superclásico. Partidos suspendidos por incidentes, muertos en balaceras y luchas de poder hacen que el clásico fuera de la cancha pasara a ser desde algo casi inexistente a una cosa de vida o muerte para algunos hinchas. 

Deportivamente pueden haber oscilaciones y diferencias, reflejadas principalmente en la gran ventaja que tiene Colo Colo en el historial de encuentros disputados. Pero lo que genera las consecuencias del enfrentamiento entre las dos instituciones más importantes de nuestro fútbol hacen que, por historia, arrastre y expectación, azules y albos protagonicen el duelo más esperado por todo un país.

0

¿Te gustó la nota?

0
Compartir Compartir Compartir Compartir
12 comentarios
12 comentarios

12 comentarios

Ingresar el código:

Enviar

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Libertadores.

0
Lecturas
0

COLO-COLO, 10 años de la quiebra

A continuación se presenta una crónica de los hechos que desencadenaron uno de los sucesos más tristes y penosos de la historia del club, que ocurrieron hace exactamente 10 años.

 

Que fue orquestada, que estaba escrita, que Sebastián Piñera estaba detrás, que hubo mala administración, dobles contratos, que los dirigentes le pusieron ruedas al club y se lo llevaron para sus casas, que no fue debidamente investigada y que no debió pasar.

Como sea, el hecho concreto es que hace exactamente diez años, el 23 de enero de 2002, la jueza titular del 22º Juzgado Civil de Santiago, Helga Marchant decretó la quiebra del Club Social y Deportivo Colo Colo.

La gota que rebalsó el vaso fue una deuda contraída con Alianza Leasing por el hasta el día de hoy poco celebre marcador electrónico del lado sur. Colo Colo le debía 50 millones de pesos al ese leasing (al club ya ningún banco le prestaba dinero) y se protestó un cheque por cuatro millones, no había fondos y nadie quiso asumir de su bolsillo la deuda y el 17 de diciembre, esta empresa solicitó la quiebra.

¿Cómo se llega a eso?

Actualmente hay muchas versiones, cada una del lado que le conviene a cada parte.

Los directivos de aquella época hoy afirman que esto fue una maniobra orquestada por los tres poderes del estado, el Judicial que declaró la quiebra, el Legislativo que despachó la ley de sociedades anónimas (proyecto encabezado por el entonces senador Sebastián Piñera) y finalmente el Ejecutivo encabezado por Eduardo Frei que finalmente firmó la famosa ley.

Otra defensa de Dragicevic, Vergara y compañía apunta a que nunca fueron enjuiciados y encarcelados por la bancarrota colocolina. Aunque en estricto rigor, la quiebra nunca se investigó en tribunales.

En su defensa, el ex presidente afirma hasta el día de hoy que el patrimonio de Colo Colo superaba largamente la deuda y que es imposible que una corporación privada sin fines de lucro quiebre. Mientras su eterno asesor culpa a la televisión y al negocio del CDF de precipitar la fallida.

Por otro lado, los detractores de quienes dirigieron a Colo Colo en la época, apuntan a una pésima administración, sindicando como responsable directo a Peter Dragicevic.

Opositores a su gestión apuntan a que nunca soportó no haber sido él, el presidente que recibiera la Copa Libertadores y tras ganar las elecciones del `94, se propuso como meta, ganarla de nuevo.

En ese afán, Dragicevic comenzó a armar planteles poderosísimos, recordados hasta el día de hoy, con Ramírez, Espina, Barticciotto y Basay como estandartes, pero con sueldos elevadísimos para la realidad chilena. Todo cambiaba si la Copa volvía al Monumental.

Pero no fue así y la planilla alba superaba los 350 millones de pesos mensuales –sin contar los dobles contratos que según jugadores de la época sí existieron-. La plata para llegar a fin de mes no se generaba y las deudas empezaron a llegar y a “acogotar” al Cacique.

Luego del exitoso ’98 a nivel local, la estrategia de Dragicevic siguió siendo la misma: lograr una segunda Copa, llegaron Gamboa, Rozental, se trae de vuelta a Marcelo Espina desde el Racing de Santander, la inversión y los sueldos son altísimos, pero los resultados no acompañaron.

La apuesta terminó pasando la cuenta y finalmente decretando la quiebra. Los trabajadores, al igual que los jugadores tuvieron que demandar al club para ponerse a la fila de los acreedores y poder cobrar. Muchos se fueron a otros clubes y sólo se quedaron Marcelo Barticciotto, Marcelo Espina y Raúl Muñoz, el resto del plantel, puros juveniles encabezados por el “experimentado” Sebastián González.

La incertidumbre

Nadie sabía qué iba a pasar con Colo Colo. Se hablaba que iba a desaparecer, que el Monumental, la sede y el teatro se rematarían para pagar las deudas, principalmente con el fisco. El Monumental se salvó, pero la sede y el teatro fueron liquidados, de hecho, hasta el día de hoy se pelea en tribunales la recuperación del inmueble de Cienfuegos 41.

En este panorama se decreta la continuidad de giro del Club Social y Deportivo Colo Colo a cargo del síndico de quiebras Juan Carlos Saffie, quien sería el encargado de administrar el club.

Se organizaron muchos partidos, los jugadores viajaban por todo Chile haciendo amistosos, no era extraño ver al Cacique, por ejemplo jugando contra la selección de Los Vilos o Illapel. Todo sea por hacer caja.

También se organizó una “Colotón” con el fin de recolectar dinero para pagar los 22 mil millones de pesos que sumaba el pasivo albo. Con la famosa colecta se juntaron poco más de 200 millones que alcanzaron sólo para pagarle el sueldo al síndico.

La ¿solución?

Mientras el club seguía con continuidad de giro, se buscaban varias soluciones, algunos socios propusieron la idea de vender asientos del Monumental con el fin de hacer la plata de la deuda, otros, como el síndico Patricio Jamarne, postulaban la opción de vender los activos del club y la corporación.

Pero lo cierto es que, mientras esas ideas se manejaban en la prensa, los dirigentes de la época, Cristián Varela, Luis Baquedano y la asesoría del ex presidente Eduardo Menichetti, estaban fraguando entregar el club a una gerenciadora que administrara el club.

La idea era seguir el modelo de Racing Club de Argentina que concesionó su club a Blanquiceleste S.A. (que posteriormente quebró). La gran diferencia es que en el contrato de la “Academia” se estipulaba que la corporación seguía viva y que recaudaría por cada venta hecha de algún jugador formado en casa. En Colo Colo eso no ocurrió, se redactó un contrato leonino donde los únicos beneficiados serían los inversionistas de esta empresa concesionaria y no el club.

La aprobación para que se produjera la llegada de una gerenciadora a controlar Colo Colo ocurrió en la asamblea de socios del 2004. En aquella oportunidad, los socios fueron invitados a sufragar “a mano alzada” por el presidente del Club Social y Deportivo, Cristián Varela, el mismo que gobierna hasta el día de hoy.

El hombre de Chilefilms, ordenó levantar la mano a los “que no quieren que Colo Colo desaparezca” y esto se tomó como una aprobación por parte de la Corporación y sus socios para concesionar el club por 30 años a Blanco y Negro S.A. que llegó a dicha asamblea con la promesa de hacer cambios profundos y con la figura de Mirko Jozic como gerente técnico.

El resto de la historia es conocida, lanzamiento en la bolsa y llegada de Mirko a la Gerencia Técnica. El DT Campeón de América estuvo a cargo pocos meses, hasta que se enojó por la venta de Arturo Sanhueza al Atlante de México y renunció. Semanas después, Sanhueza regresa al club.

El primer presidente de Blanco y Negro, fue precisamente Cristián Varela, luego lo sucedieron en el cargo Gabriel Ruiz-Tagle, Guillermo Mackenna y Hernán Levy. Por la Gerencia General desfilaron los nombres de George Garcelon, Sabino Aguad y actualmente Álvaro Romero.

En la actualidad, el mapa colocolino presenta por primera vez una oposición política a la actual Corporación del CSD Colo Colo que ocupa hoy una figura decorativa en la mesa directiva de Blanco y Negro.

La misma oposición ha sido la encargada de velar porque el contrato de concesión se cumpla (aunque esto es tarea de la Corporación), cosa que hoy sucede con varios bemoles por parte de la gerenciadora, como el punto de los socios, pues, según contrato, Blanco y Negro S.A. se compromete a fomentar que éstos crezcan en número y beneficios, cosa que no está ni cerca de ocurrir.

¿Cómo recuperar el CSD?

Últimamente se ha escuchado mucho este tema, pero las soluciones que se plantean al respecto son pocas. Para que Blanco y Negro se vaya, debería, en primer lugar, quebrar, así, la Corporación recuperaría la administración del club.

Otra forma, es revisando el contrato de concesión, si este efectivamente no se cumple, Blanco y Negro se va, además pagando una indemnización.

La vía política es una opción, aunque a medias, pues, aunque la oposición gane las elecciones del CSD, logrará sólo dos puestos en el directorio, de nueve vacantes. Se seguiría con minoría.

Finalmente, con dinero, si los accionistas minoritarios se juntan entre todos y nombran a un representante distinto a Larraín Vial, podrían sumar más cupos en el directorio.

Lo otro, es derechamente, crear una cooperativa que se encargue de comprar acciones y con el dinero que se recaude voluntariamente, se compren acciones y para poder tomar el control de la S.A. que administra los destinos del club.

A diez años de la quiebra las facciones del club siguen divididas y esta situación tensa se agudiza con la crisis futbolística del 2011 para el olvido y que no está partiendo mejor este año.

 

 

0

¿Te gustó la nota?

0
Compartir Compartir Compartir Compartir
0 comentarios
0 comentarios

0 comentarios

Ingresar el código:

Enviar

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Libertadores.

Post destacados de hoy