03/10/2012
0
lecturas |

Esteban Beracochea: "Haber dirigido la Libertadores con Táchira, fue único"

El primer entrenador que logró ser campeón con Deportivo Táchira en el torneo venezolano, Esteban Beracochea, aceptó gustosamente la invitación a compartir un café hablando de fútbol: su pasión, Peñarol y Deportivo Táchira: sus amores y la Copa Libertadores: su obsesión.

Por Erasmo

Venezuela Sin equipo

1Nota publicada

Popularidad

Después de tantos años trabajando con el fútbol profesional de jugador y técnico, alguna pasantía por el fútbol menor en Venezuela, ahora se dedica a comentar los partidos del Deportivo Táchira en radio. 

No podía empezar de otra forma la conversación sin preguntarle por la Copa Libertadores, en sus diferentes etapas al rededor de la pelota: De jugador, entrenador y ahora de comentarista.

Le brillan los ojos cuando se habla de Libertadores y con una sonrisa gigante nos comenta: "La Copa Libertadores significa muchísimo para mi, desde siempre me fijé en ella. En 1960 el año de la primera libertadores, Peñarol - el equipo de toda mi vida - salió campeón y jugó la intercontinental con Real Madrid, yo vi jugar a Di Stefano, a Puskás y otros tantos más. En 1961 jugaba en las inferiores, en Central, se jugaban los partidos preliminares en el Centenario. Peñarol había salido campeón de nuevo de la Libertadores y en esta oportunidad jugaba la Intercontinental con Benfica. Jugamos de visita en ese estadio y por ende usamos el vestuario del visitante, no recuerdo si ganamos ese día, sólo recuerdo que en el vestuario un tipo de casi tres metros me dijo que le diera un espacio en el banquillo, ese tipo resultó ser un tal Eusebio. En 1965 llego a Peñarol y me inscriben en la lista de los 30 para esa edición de la Libertadores, eso me hizo muy feliz a pesar de jugar muy poco, pude compartir con grandes jugadores de la historia de este bello deporte que es casi toda mi vida, el fútbol".

Ya en su rol de entrenador en Venezuela, fue el responsable de salir campeón con Táchira en los torneos nacionales de primera división en los años 1979 y 1981, las dos primeras estrellas que se posaron en el escudo de uno de los grandes equipos de Venezuela. A pesar de clasificar en dos oportunidades al aurinegro a la máxima cita de clubes de América, sólo dirigió en una de ellas, la segunda "Dirigir en la Libertadores a Táchira fue un compromiso muy grande. Aquí viene uno de los recuerdos más tristes de mi paso como técnico de Táchira, una sola vez vi perder a mis dirigidos en casa fue ante Tolima en esta Libertadores. No pudimos ganar en el torneo, sumamos tres puntos con tres empates y tres derrotas, el grupo era: Tolima, Estudiantes y Atlético Nacional".

Desde hace más de cinco años trabaja en los medios de comunicación en San Cristóbal - Táchira, comentando y analizando los compromisos de Deportivo Táchira "Ahora de comentarista sigo vinculado al fútbol, dudo que pueda dejarlo. Puede decir que he vivido casi todas las caras del fútbol y lo he visto de casi todos los ángulos posibles. Comento los partidos de Táchira por lo mismo que me quedé acá en San Cristóbal, me enamoré de Táchira y cada vez que juega algo me llama al estadio, cuando no voy me siento mal. Me ha tocado comentar varias participaciones de Deportivo Táchira en Copa Libertadores, es un compromiso tremendo mantener al oyente bien informado y trato siempre de decir todo, no ocultarle nada. La gente sabe que amo este equipo, que amo estos colores, que mis amores son Peñarol y Táchira, y toda la vida será así".

Los colores amarillo y negro del Deportivo Táchira son los mismos de Peñarol por idea de Esteban Beracochea, en 1975 se buscó con la directiva identificar al equipo con unos colores y así fue la perfecta oportunidad para unir sus dos amores.

No se pudo dejar de lado en la conversación, el tema de los clubes venezolanos en la Libertadores "Mientras no tengamos clubes organizados en Venezuela, va a ser muy difícil, por no decir imposible, que se haga trascendencia en este torneo. Los clubes necesitan bases, estructuras y socios, no dueños. En Venezuela el que más se acerca a este modelo es el Caracas, por eso le ha ido mejor que a todos en el torneo local y en libertadores, tiene de donde echar mano para formar un equipo. En un par de años seguramente veremos a varios equipos convertirse en clubes, al menos veremos que lo intentarán".

Por Erasmo Hernández - @ErasmoHernandez

OTRAS NOTAS

COMENTARIOS
0

Se el primero en comentar